La Culebra viperina (Natrix maura L.) en Aragón - Vipernatter


Descripción.
La Culebra viperina es una de nuestras culebras de tamaño mediano, con una longitud máxima de 70 cm., que ocasionalmente puede llegar hasta los 90 cm. La cabeza es ancha y bien diferenciada del resto del cuerpo, el hocico es corto y con la punta redondeada. Sus ojos son grandes y con una llamativa y bien visible pupila redonda. El diseño y la coloración del dorso son muy variables, con un color de fondo que varía entre el pardo-anaranjado, verdoso y grisáceo. Sobre esta tonalidad aparecen unas manchas oscuras, generalmente con un diseño en zig-zag, aunque no siempre. La parte ventral tiene una coloración que varía entre el blanco sucio, amarillento y anaranjado pálidos, sobre este color claro aparecen unas manchas cuadrangulares negras con una distribución ajedrezada. Sobre la cabeza
suelen presentar una mancha oscura en forma de V invertida. Los jóvenes tienen una coloración y diseño similar a la de los adultos aunque más contrastada.

Distribución de la Culebra viperina
en Aragón.
Distribución y hábitat.
Aunque puede encontrarse a varios kilómetros de los puntos de agua, sobre todo los ejemplares más viejos, es una especie que está muy ligada a los medios acuáticos, por lo tanto, su distribución está influenciada por la presencia de puntos de agua, tales como ríos, balsas de todo tipo, acequias, charcas, clamores, etc. Se distribuye en gran parte Aragón, excluyendo las zonas más áridas y secas, con una mayor presencia y densidad en los hábitats acuáticos y sus proximidades. Algunas de las lagunas en la distribución reflejada en el mapa siguiente son debidas a la escasa prospección más que a su ausencia.


Reproducción.
La reproducción tiene lugar en primavera, poniendo la hembra normalmente entre 10 y 25 huevos de entre 3 y 3,5 cm. de longitud ocultos bajo troncos, oquedades, etc. 40 ó 45 días más tarde, a mediados de agosto aunque varía según latitudes, nacerán las crías que crecerán aproximadamente a razón de 3 cm. por año.

Alimentación.
Se alimenta de invertebrados, principalmente lombrices, y vertebrados como anfibios, adultos y renacuajos, peces y otros animales de pequeño tamaño que captura sobre todo en el agua.


Amenazas y problemas de conservación.
Pese a su docilidad y a ser totalmente inofensiva, la confusión con las víboras y la enorme animadversión que tiene el ser humano hacia todos los ofidios, acarrea que cada año muera un gran número de ejemplares a manos del hombre. La rarefacción de las ranas y peces en algunos humedales está provocando que en algunos lugares sus poblaciones se estén reduciendo. En el Delta del Ebro se han realizado estudios que han determinado la presencia de altas concentraciones de pesticidas en el tejido muscular de los ejemplares estudiados.


Comportamiento.
Pasa el invierno oculta bajo piedras, troncos, raíces, en agujeros y otros refugios, próximos o no al agua pero siempre secos. Es una culebra muy acuática y buena nadadora, pudiendo permanecer sumergida más de 15 minutos. Su principal sistema defensivo consiste en imitar a las víboras, de donde proviene su nombre; dilatando las mandíbulas, la cabeza adopta una forma triangular que, sumado al diseño dorsal en zig-zag y los silbidos que emite a la vez que proyecta la cabeza hacia el agresor, hacen que con frecuencia sea confundida con las víboras, tanto por sus predadores naturales como por el hombre. En toda esta simulación nunca llega a morder y si es capturada adopta otro peculiar mecanismo de defensa, la expulsión de fétidos excrementos sobre su agresor. En ocasiones también llega a simular estar muerta. Es una de las culebras aglifas (sin dientes inoculadores de veneno) por lo que resulta totalmente inofensiva para el ser humano.

Para conocer un poco más a la Culebra viperina:

11 comentarios:

  1. precioso animal al que la ignorancia de los humanos puede dar con su extioncion, por cierto te acabo de dar mi voto en los 20 blogs no se si sirve de mucho pero ahi lo he dejado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ignorancia es mala consejera para todos los aspectos de la vida. En el caso de la conservación de nuestra naturaleza... más si cabe. Gracias por tu comentario y por tu voto aunque, lamentablemente, este año todavía no he entrado en la página de 20 blogs. Una pena porque allí se encuentran muchos de los mejores blogs que hay en la red.

      Eliminar
  2. Yo vi una en el Parque del Agua y la confundí con una víbora. Pero cuando la azucé con un palito para que saliera del camino y no la pisaran (sobre todo alguna bici) se fue al agua en vez de al seco. Ya entonces me di cuenta de que una víbora no debía ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una especie relativamente abundante en los lugares en los que habita y además suele dejarse ver con facilidad. Próximas al Ebro en Zaragoza capital es muy probable que se tratase de una Culebra viperina. Gracias por tu aportación. Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡enhorabuena por el blog! Aunque castellana y no aragonesa, me vas a resolver un montón de dudas sobre nombres de animales que no conozco. Me encanta fotografiarlos (sobre todo insectos) pero no sé el nombre científico de muchos y tú ya me has resuelto varios.

    ¡gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Me alegra que el blog te sea útil.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Yo vi ayer en nuestro huerto al lado de riochuelo vino de visita...pero me lleve un buen susto me fui corriendo.Pero cuando volvimos a ver ya no estaba.

    ResponderEliminar
  5. Yo cogí 3 hace dos años cerca de Barcelona en una balsa que el propietario las iba a matar, hacia cada x semanas 25 km de montaña con mi honda scoopy de 49 cc y volvía cargado con 200 peces mas o menos cada vez, las trate lo mejor que pude , hace una semana deje en un lugar que les habilite peces para que se reproduzcan y funciono, las otras dos de menor tamaño las seguía criando para que crecieran lo suficiente como para poder sobrevivir en el nuevo habitat que les preparé, hoy al volver de trabajar voy a verlas y me doy cuenta que una estaba muerta y la otra casi muerta, les faltaba oxigeno, las tengo en el patio pero hoy ha sido muy caluroso y por más ventilación que tuvieran el aire del terrario era demasiado pesado para respirar, trate de reanimar a la que estaba medio muerta, intentaba respirar abriendo la boca, luego le metí un ventilador en el terrario para ver si así podía hacer bocanadas de aire, seguía igual, luego he desmontado un bolígrafo para inyectarle aire desde mis pulmones suavemente , respondía bien y contraía el aire, finalmente después de que no se reanimara ha ido perdiendo la fuerza hasta que ha muerto, la otra llevaba horas muerta, durante estos dos años que han estado conmigo han sido como mis hijas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías liberarlas en el medio natural, en un hábitat apropiado. En cautividad es probable que acaben muriendo. Además, se trata de especies protegidas legalmente, por lo que no esta permitido tenerlas en cautividad.

      Eliminar
  6. son unos animales increíbles unas hábiles cazadoras y aunque no sean muy sociables por lo general nunca me han mordido ni nunca han hecho el amago de morderme, hay que saber tratarlas eso si y saber cuando se pueden coger y cuando no, hoy he perdido 2 hijos porfavor si os encontráis a alguna no le hagáis nada que ella no os vaya a hacer. Son inofensivas y con el paso del tiempo he valorado muy positivamente su acogida temporal, la lastima es que para dos de ellas no hubo un final feliz

    ResponderEliminar
  7. Dejad de meter serpientes autóctonas en terrarios, hacedles un favor y dejarlas en un habitad adecuado para ellas. No entenderé nunca como la gente escribe en los blogs y foros como matan animales gratuitamente.

    ResponderEliminar