Cierre de un coto de caza en Zaragoza por el envenenamiento de especies amenazadas


Culebrera europea muerta por disparos.

Recientemente,  en la entrada "Comienza la caza... y con ella la muerte de un buen número de especies protegidas" acabamos con una recomendación hacia los cazadores; Arrinconar y denunciar a los piratas que se camuflan entre vosotros. Tarde o temprano, la administración empezará a cerrar cotos en los que se detecten esas prácticas.

Ha llegado ese momento, cuya petición a la administración era reiterada desde diferentes ámbitos; acaba de salir publicado en el BOA la suspensión del aprovechamiento cinegético en el coto de caza Z 10014-P, de Alfajarín (Zaragoza), por irregularidades en el mismo.

Los hechos se remontan a los meses de abril y mayo de 2012, cuando Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y Agentes del Seprona encuentran un Milano real (Milvus milvus) que se comprueba que ha muerto envenenado en las proximidades del lugar del hallazgo, además de sutancias tóxicas en dos cobertizos, jeringas, agujas, trampas, restos de animales y otros enseres y útiles.

En vista de la gravedad de los hechos, el Coordinador Provincial de Zaragoza del plan de acción para la erradicación del uso ilegal de venenos, dependiente del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, propone la adopción de medidas para la reparación del daño causado. Estas medidas consisten en la suspensión por dos años del aprovechamiento cinegético del coto, con el fin de recuperar la estructura de la comunidad de vertebrados afectada, favoreciendo el incremento de las poblaciones de especies presa, al ser éstas preservadas de la actividad extractiva que supone la caza deportiva y de esta forma a los consumidores secundarios y terciarios que han sufrido en mayor medida la perturbación producida por el uso ilegal de venenos y, por otra parte, con el fin de favorecer el incremento de poblaciones de mamíferos que habrían sido afectados por la colocación de trampas y otros medios prohibidos para la caza.


5 comentarios:

  1. Naturaleza aragonesa31 de octubre de 2012, 14:29

    Desde luego, todos los cazadores no son así, pero nunca unos pocos hicieron tanto daño. Es una lástima lo que está pasando y, dada la gravedad de los hechos, no queda más remedio que medidas drásticas.

    ResponderEliminar
  2. Mano dura a esos irresponsables que hasta ahora se creían impunes.

    ResponderEliminar
  3. Si se cierran los cotos por este motivo, cualquier persona o circulo anticaza cerrara el coto que quiera, ya tiene la formula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, los indicios sobre el envenenamiento y la autoría son más que razonables para poder actuar contra los presuntos autores y el aprovechamiento cinegético que ellos gestionan. Creo que el cierre de un coto no será nunca algo aleatorio o caprichoso y en los casos en que se realice será con unas garantías mínimas y siempre intentando evitar perjuicios hacia los usuarios y especies, actuando para recuperar las poblaciones afectadas y el daño causado.

      Eliminar