Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón y del Seprona detienen a dos personas por caza ilegal de aves

Agente del Seprona y del Cuerpo de APNs con los elementos intervenidos.
Foto: APNs/Seprona


Dos personas de 61 y de 50 años, domiciliados en la localidad catalana de Tarrasa y naturales de Murcia y República Dominicana, respectivamente, han sido detenidos por la captura ilegal de fringílidos en el término municipal de Fonz. El destino de las aves era su introducción en los mercados ilegales de venta de Cataluña.

En el arresto, que tuvo lugar el martes 2 de octubre, participaron Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón (APNs) y del Seprona de la Guardia Civil de Monzón. Los agentes intervinieron 33 aves (17 verderones, 15 jilgueros y un pinzón común), nueve jaulas de diferentes tamaños, un reproductor con los reclamos de varias especies grabados, un machete de grandes dimensiones, una navaja, dos redes japonesas, un tirachinas de madera, dos sacos de alimento para pájaros y un bote con alpiste, entre otros enseres.


Pinzón vulgar y Jilguero, dos de las especies capturadas.

Los agentes detectaron un vehículo oculto entre unos árboles en un barranco de la localidad oscense de Fonz. Tras una inspección del mismo, se comprobó que había indicios evidentes de que sus ocupantes se encontraban cazando aves, por lo que los agentes de ambos cuerpos organizaron un operativo de búsqueda. Con los vehículos oficiales de los APNs y del Seprona se vigilaron los caminos por los que pudieran huir, mientras se realizaba una batida de la zona en la que se encontraban, consiguiendo interceptarlos cuando abandonaban el lugar de los hechos. El registro del vehículo de los sospechosos corroboró que se encontraban cazando fringílidos a tenor de los elementos hallados en su interior.

Los agentes localizaron a escasos metros del lugar donde se encontraba el vehículo, en el interior de un bosque de encinas, una red japonesa montada para la captura de aves, con un pájaro enganchado en la misma, diversas jaulas con aves, un reclamo eléctrico encendido, varios cimbeles vivos y otros elementos, así como alimento para aves.

Los animales intervenidos, fueron anillados por los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón con el fin de realizar un seguimiento de los mismos, liberándolos posteriormente al medio natural.

Las artes de caza prohibidas han quedado depositadas en dependencias de los APNs del Gobierno de Aragón, mientras que las armas prohibidas han sido depositadas en la Intervención de Armas de Monzón, todo ello a disposición de la Autoridad Judicial.

Se da la circunstancia de que estas dos personas eran reincidentes, habiendo sido detenidos el año pasado por la Guardia Civil de Sariñena por hechos similares.

2 comentarios:

  1. Bueno con noticias como esta, sentimos que siguen siendo efectivos divisiones como el seprona. Además hay que tener en cuenta que estos actos delictivos deben ser denunciados y servir de ejemplo frente a otros cazadores.
    Gracias por compartir, porque cuanto más difundido esté, más concienciación habrá.
    Un saludín, GoBri!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naturaleza aragonesa7 de octubre de 2012, 11:53

      Dado que Agentes de Protección de la Naturaleza (Los Guardas Forestales de toda la vida, con diferentes denominaciones en cada comunidad autónoma) y Seprona tienen encomendadas las mismas competencias, lo que es realmente efectivo es la coordinación de ambos cuerpos, y los resultados lo avalan.

      Eliminar