Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs) del Gobierno de Aragón, vigilantes de nuestro patrimonio natural.

Introducción.
La preocupación por la conservación del medio ambiente y la protección de los recursos naturales es un fenómeno que ha ido en aumento en las últimas décadas. Pese a esa reciente aspiración de la población, la Constitución ya recoge en su artículo 45 que "todos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo". Para garantizar ese derecho, es necesario que exista personal adecuado y preparado para llevarlo a cabo, siendo los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón los agentes a quienes se encomienda esta función.


¿Quienes son los Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs)?
La verdad es que para un ciudadano de la calle, o mejor dicho del monte, existe un enorme batiburrillo de definiciones para llegar a lo que siempre ha sido el Guarda Forestal, el famoso Guardabosques que muchos conocieron a través de los dibujos animados del oso Yogui. Con la transferencia de competencias a las comunidades autónomas, cada una los redefinió de manera diferente, aumentando el lío para el ciudadano de a pie. En Aragón, esos Guardas o Agentes Forestales pasaron a denominarse Agentes de Protección de la Naturaleza, nombre prácticamente idéntico al adquirido por la Guardia Civil para denominar a sus Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza, los conocidos como Seprona, que todavía creó más confusión. Con este artículo esperamos resolver algunas dudas y que los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón sean conocidos un poco más. Para ello hemos contactado con varios APNs, quienes nos han dado a conocer perfectamente quienes son y la importante labor que realizan por la conservación de nuestro patrimonio natural.
APN en labores de vigilancia
La legislación aragonesa en materia medioambiental encomienda a los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón la vigilancia y control de las actividades objeto de regulación. Entre otras, la Ley 5/2002 de Caza en Aragón dice en su artículo 76 que “La vigilancia y control de la actividad cinegética corresponde a los Agentes de Protección de la Naturaleza.../..., cuyos miembros, en el ejercicio de sus funciones, tendrán la consideración de agentes de la autoridad”. En su artículo 79 añade que “La Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón podrá recabar la asistencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a los efectos de asegurar el cumplimiento de la normativa reguladora de la caza en Aragón.”
La Ley 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes los define como funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad, perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de Policía Judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Los Agentes de Protección de la Naturaleza son pues; funcionarios de carrera al servicio del ciudadano, que desempeñan una doble labor: técnica y de policía administrativa, custodiando el patrimonio ambiental aragonés, investigando y esclareciendo los delitos ambientales de los que tengan conocimiento al estar revestidos del carácter de Policía Judicial genérica.
A nivel organizativo, los APNs se encuentran agrupados por áreas medioambientales, que pueden estar formadas por una o más comarcas. En cada un de estas áreas medioambientales se encuentra un coordinado medioambiental, encargado de la coordinación de los medios humanos y materiales. En cada una de las comarcas aragonesas existe, como mínimo, una Oficina Comarcal donde los APNs desarrollan el trabajo burocrático y de atención al ciudadano.

Funciones de los Agentes de Protección de la Naturaleza.
Todas las funciones que tienen encomendadas los APNs, como su denominación indica, están íntimamente relacionadas con la conservación, estudio y gestión del medio ambiente aragonés. Entre el amplio abanico de competencias propias de los APNs pueden destacarse las desarrolladas en los siguientes apartados:

Atención al público.
Los APNs constituyen en gran parte de Aragón el enlace más cercano y directo entre el ciudadano y la administración Medioambiental de nuestra comunidad, ayudándole en todas aquellas actuaciones sometidas a autorización, tales como la realización de cortas, podas, quemas, desbroces, laboreos, etc. informándole de los trámites a seguir y asesorándole para la mejor gestión de sus fincas o montes, así como en materia de caza, pesca, vías pecuarias, flora, fauna, etc. Gran parte de esta labor se desarrolla en las Oficinas Comarcales Agroambientales, aunque al desarrollar su trabajo a lo largo de toda la geografía de nuestra comunidad, una parte importante se realiza en el campo, aunque también en centros educativos, ayuntamientos, centros sociales y lugares donde son requeridos.
Algunas de las labores que desarrollan en este campo comprenden:
  • La expedición de licencias y permisos de caza y pesca.
  • Tramitación de notificaciones y autorizaciones para el empleo del fuego en labores agrícolas y forestales.
  • Información y asesoramiento en la tramitación de expedientes, solicitudes, informes, etc., relacionados con la gestión de cotos de caza y pesca, subvenciones medioambientales, roturaciones y cambios de uso forestal, etc.
  • Labores de educación ambiental y sesiones informativas sobre temas forestales, de biodiversidad, de educación ambiental, etc. tanto con personas adultas como jóvenes y niños.
  • Actuar como enlace con diferentes entidades, asociaciones, ayuntamientos, etc., en las ocasiones en que es necesaria o requerida la presencia de los APNs.
Incendio forestal en un pinar.
Incendios Forestales.
Los incendios forestales son una de las lacras de nuestro medio ambiente cada verano. Durante todo el año, y especialmente durante el invierno, se realizan un gran número de labores de prevención por parte del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, labores poco reconocidas pero de enorme importancia para evitar o minimizar los incendios durante el verano. Entre estas labores pueden citarse el mantenimiento de pistas y otros accesos a los montes, la construcción, limpieza y mantenimiento de cortafuegos y áreas cortafuegos, la construcción y mantenimiento de depósitos para carga de camiones autobombas y helicópteros y un largo etcétera. Estas actuaciones son llevadas a cabo por diferentes empresas contratadas para tal fin, siendo controlada su correcta ejecución por los APNs. Durante la campaña de máxima activación de medios para la extinción de incendios forestales, los APNs son los responsables en la dirección de cada uno de los medios y operativos desplegados. Así, cada Brigada Terrestre de Extinción, Brigada Helitransportada, Autobomba o maquinaria pesada tiene asignado un APN, actuando como director de la misma en todos los sucesos o actuaciones en la que trabajan.
Descarga de un hidroavión durante la
extinción de un incendio forestal.

En la época de mayor riesgo, los APNs son una pieza clave como funcionario medioambiental, cuyo trabajo discurre todo el año por unas zonas geográficas que acaban conociendo a la perfección, conocimiento de gran importancia cuando surge cualquier incendio. Este conocimiento se traduce en una efectividad demostrada cuando en un incendio es necesario movilizar con seguridad medios y personas por zonas abruptas, prever la evolución del incendio, aplicar tácticas de ataque indirecto en el mismo y otras ocasiones.
En los incendios forestales de Aragón coinciden medios para su extinción de diferentes administraciones; bomberos de comarcas y de ayuntamientos, Guardia Civil, voluntarios, la unidad militar de emergencias del ejército, medios sanitarios, voluntarios... En todos los incendios, quien actúa como Director de Extinción, coordinando todos los medios citados, es un Agente de Protección de la Naturaleza, asumiendo el control y la responsabilidad del mismo excepto en los casos que, según su nivel, esté indicado a otros funcionarios, tal como viene reflejado en la normativa de emergencias por incendios forestales - PROCINFO.
Tras la extinción de los incendios forestales, de cara a la elaboración de estadísticas, valoración de daños o la toma de medidas encaminadas a reducir los riesgos, los APNs elaboran los correspondientes partes de incendios, con la medición de superficies, cubicación de masas afectadas, valoración de daños ambientales, etc.

Control de la extracción de madera en un monte incendiado y la recuperación y regeneración del mismo.
Una importante labor desarrollada por los APNs es la vigilancia y el control de la normativa de incendios. Las labores agrícolas y forestales conllevan habitualmente el empleo del fuego para la eliminación de restos, práctica que en nuestra comunidad implica la notificación o la obtención de una autorización para llevarlo a cabo. Estas autorizaciones son tramitadas por los APNs en las Oficinas Comarcales que se reparten por toda la geografía aragonesa. El control posterior de esas quemas es realizado por los APNs, quienes velan porque se cumpla el condicionado que viene expresamente reflejado en las autorizaciones. En los casos en que no se cumple o en los que como consecuencia de una mala utilización del fuego este acaba en un incendio, tramitan la correspondiente denuncia a los servicios jurídicos del Departamento de Medio Ambiente o al correspondiente Juzgado.

Las quemas agrícolas necesitan de una autorización o notificación para su realización, quedando supeditadas al cumplimiento de un condicionado.
En numerosas ocasiones, cuando acontece un incendio, no se conoce la causa ni el punto de inicio del mismo, es cuando se hace necesaria la intervención del Equipo de Investigación de Causas de Incendios Forestales, especializado en este tipo de actuaciones.

Biodiversidad.
La labor que realizan los APNs en relación a la biodiversidad aragonesa es fundamental, donde van unidas más que nunca sus características e inseparables funciones técnicas y las de policía administrativa, ya que de no ser así, la defensa del medio ambiente sería del todo ineficaz. Se trata del único cuerpo que posee esta peculiaridad en nuestro país, unido a sus asignaciones como Agentes de la Autoridad y Policía Judicial genérica, sin dejar de lado su excelente conocimiento del medio natural.
Marcaje de un pollo de Águila-Azor
Perdicera por APNs y biólogos.
Algunos de los trabajos relacionados con la biodiversidad que tienen asignados los APNs entre sus funciones son:
  • Realización y colaboración en los censos y estimas poblacionales de especies catalogadas con el fin de determinar la evolución de sus poblaciones, los problemas o amenazas de supervivencia, productividad es su reproducción, etc. Entre otras se trabajan con especies como Avutarda, Sisón, Quebrantahuesos, Águila-Azor Perdicera, Aguilucho cenizo, Oso pardo, Aguilucho cenizo, Cernícalo primilla, Galápagos europeo y leproso, Margaritifera auricularia, Astragalus exscapus o Borderea chouardii.
  • Seguimiento de ejemplares y especies exóticas invasoras (EEI), con el fin de evaluar sus poblaciones y evolución, así como las nuevas introducciones y su posible erradicación. Entre otras se trabaja con Galapago de Florida, Mejillón cebra, Almeja asiática, Avispa asiática, Castor, Visón americano, Hierba de las Pampas, etc.
  • Búho real herido, recogido por APNs
    para su traslado el Centro de Recuperación
    de Fauna Silvestre de La Alfranca.
    Rescate de ejemplares que por diversos motivos necesiten de atención veterinaria, trasladándolos al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que el Departamento de Medio Ambiente posee en La Alfranca (Zaragoza). Al centro llegan todo tipo de especies, fundamentalmente recogidos directamente por los APNs en sus funciones habituales de vigilancia, aunque también son muchos los que son entregados a estos por parte de particulares, agricultores, cazadores, Guardia Civil o Policía.
  • Rescate de fauna y su traslado a otras zonas ante necesidades de supervivencia de ciertas especies (Margaritifera auricularia y otras Náyades ante sequías o vaciados de zonas acuáticas, etc.)
  • Mantenimiento de la red de comederos para aves necrófagas que el Departamento de Medio Ambiente tiene repartido a lo largo de toda la geografía de Aragón. Aporte periódico de comida para Buitre leonado, Quebrantahuesos, Alimoche, Milano real y Milano negro, etc., censos de ejemplares que acuden a los comederos, marcaje de ejemplares para su seguimiento, etc.
  • Vigilancia y control de los Espacios Naturales Protegidos y la Red Natura 2000, realizando el seguimiento de especies, actividades que en ellos se desarrollan, proponiendo los posibles trabajos a realizar en ellos y controlando su ejecución.
  • Vigilancia y un mayor control de las áreas importantes o más sensibles para las diferentes especies catalogadas, controlando las actividades que puedan suponer una molestia o alteración de su hábitat. 
El tráfico de especies y el control de la comercialización
es otro de los trabajos desarrollados por los APNs. En la foto,
Tortuga mora decomisada.
  • Control de la comercialización y el tráfico de especies de fauna y flora (CITES).
  • Control de las autorizaciones para el manejo, captura, marcaje, fotografía, etc. de especies de fauna y flora.
  • Determinación y valoración de los daños producidos por especies catalogadas.
  • Colaboración en el seguimiento y control de epizootías.
Trabajos específicos con rapaces rupícolas.
  • Localización y levantamiento de cebos envenenados, investigando los lugares de hallazgo y los causantes de los envenenamientos.
  • Inspección de los tendidos eléctricos y parques eólicos con el fin de valorar su peligrosidad y proponer las medidas correctoras necesarias para evitar los choques y electrocuciones de fauna.
Caza y pesca.
La caza y la pesca son otras de las funciones que tienen encomendadas los APNs en Aragón, encomendadas específicamente a este colectivo en la normativa. Algunas de las labores desarrolladas son las siguientes:
  • Vigilancia y control de la actividad de la caza y la pesca, tanto de día como de noche, con el consiguiente decomiso, ante las supuestas infracciones o delitos, de artes y medios, piezas de caza y pesca, armas, etc. y el correspondiente levantamiento de actas, informes, atestados y denuncias.
En algunos cotos de caza todavía se utilizan métodos prohibidos, muy perjudiciales para la fauna, actividad perseguida por los APNs, que extreman la vigilancia en los lugares donde se supone posible su utilización.
  • Vigilancia y control de actividades deportivas en ríos y embalses (embarcaciones, piragüismo, etc.)
  • Realización o colaboración de censos de especies cinegéticas y piscícolas.
  • Toma de muestras de piezas de caza y recogida de cadáveres.
  • Toma de muestras de peces y otros organismos acuáticos, aguas, lodos, etc. ante mortandades de peces o supuestos vertidos o contaminación de las aguas. Levantamiento de atestados, informes y denuncias.
El control de la actividad cinegética constituye una de las labores prioritarias
de los APNs en determinadas épocas del año.
  • Rescate de especies piscícolas y su traslado a zonas propicias para su supervivencia ante sequías o vaciados de embalses y otras zonas acuáticas.
  • Supervisión de las repoblaciones de especies cinegéticas y piscícolas.
  • Información y asesoramiento en la redacción de los Planes Técnicos y Planes Anuales.
  • Vigilancia y gestión de Reservas de Caza, Cotos Sociales de Caza, Cotos de Pesca...
  • Determinación de daños producidos por especies cinegéticas.
  • Supervisión y control de los trabajos realizados en piscifactorías públicas.
  • Colaboración en la realización de estudios hidrobiológicos.
  • Proponer trabajos de mejora en las masas de agua de la comunidad autónoma, supervisando y controlando su posterior ejecución.
  • Supervisión de subvenciones para actuaciones de mejora en cotos de caza y pesca.
  • Seguimiento, medición y control de los caudales ecológicos en ríos.
  • Inspección de escalas para peces, rejillas y canales de derivación para comprobar que se ajustan a la normativa sectorial.

Control de repoblaciones piscícolas en ríos.
Gestión Forestal.
Además de la vigilancia y policía, los APNs son el único colectivo existente que realiza labores propias de la gestión forestal. Entre las muchas tareas que realizan, enumeramos algunas de las más importantes.
  • Elaborar los informes necesarios y el asesoramiento para la elaboración de los Planes Anuales de Aprovechamientos en los Montes de Utilidad Pública. Una vez que estos aprovechamientos se adjudican, es necesario controlar esos aprovechamientos, las concesiones, ocupaciones, así como vigilar el cumplimiento de los condicionados técnicos reflejados en el correspondiente Plan, labor realizada igualmente por los APNs.
  • Informar y asesorar a los Ayuntamientos propietarios de los Montes de utilidad Pública, actuando como interlocutores en muchas de los temas relacionados con estos.
  • Los Montes de Utilidad Pública disponen de un Fondo de Mejoras que se invierte íntegramente en estos, los trabajos y mejoras realizados con cargo a estos fondos son propuestos en numerosas ocasiones por los APNs, controlando posteriormente su ejecución.
Aprovechamientos maderables.
Realizar los correspondientes informes de posibles actuaciones en Montes de Utilidad Pública y proponer trabajos en ellos (repoblaciones, tratamientos selvícolas, creación y mantenimiento de infraestructuras, etc.). Una vez que esos trabajos son adjudicados a diferentes empresas, los APNs controlan su ejecución conforme a los condicionados reflejados en los proyectos, dirigiendo, en su caso, los trabajos realizados por cuadrillas dependientes del Gobierno de Aragón, así como al personal de las propias cuadrillas.
  • En las repoblaciones forestales y en la restauración de áreas degradadas, se realiza un control y seguimiento de la planta utilizada (procedencia de viveros homologados, estado fitosanitario, etc.).
  • Gestión de los almacenes y dependencias forestales del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.
  • Control y vigilancia de los edificios e infraestructuras ubicadas en los montes, proponiendo los trabajos necesarios de mejoras en los mismos y controlando su ejecución.
  • Colaboración en Inventarios Forestales.
  • Realización de señalamientos para aprovechamientos forestales, levantamiento de actas, informes de cubicación, etc.

El control de las roturaciones en montes particulares es efectuado por
los APNs, quienes denuncian las infracciones detectadas.

  • Informar y asesorar a Ayuntamientos y particulares de las diferentes subvenciones medioambientales, de tratamientos selvícolas, repoblaciones, mantenimiento, cortas, etc. en todo tipo de montes, tanto en montes particulares como de Ayuntamientos, comunales, etc. Una vez adjudicadas las subvenciones, se realiza el seguimiento y control del cumplimiento de los condicionados reflejados en ellas.
  • Informar las solicitudes de roturación de fincas particulares, cambios de cultivo o cambios de uso forestal.
  • Seguimiento y control de los trabajos de aprovechamientos en fincas particulares.
  • Seguimiento del estado sanitario de los montes, realizando una vigilancia de los mismos con el fin de detectar plagas y enfermedades, y elaborando informes con aporte de datos periódicos y estadísticos. Al realizar los tratamientos sanitarios, la supervisión de los mismos corre a cargo de los APNs.
  • Supervisión de los trabajos realizados en los viveros forestales dependientes del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.
  • Informar de las solicitudes de acampadas y prácticas deportivas en montes gestionado por el Departamento de Medio Ambiente, realizando el control posterior de las mismas y denunciando las malas prácticas y las no autorizadas.
Las vías pecuarias, además del uso tradicional de paso de ganados, pueden
constituir corredores verdes, enlazando diferentes espacios naturales separados
entre si.

Vías pecuarias.
Las vías pecuarias, hoy en desuso para lo que fueron creadas, el desplazamiento de ganado de unas zonas a otras, forman parte del patrimonio natural y cultural de nuestra comunidad autónoma. Hoy día, muchas de ellas forman, o pueden formar, una red de corredores naturales que enlacen diferentes espacios naturales aislados, de enorme importancia en las zonas donde el medio se encuentra más alterado. La vigilancia y gestión de estos bienes es realizada por los APNs, destacando las siguientes labores que vienen desarrollando:
  • Intervenir en los procesos de deslinde y amojonamiento de las vías pecuarias.
  • Vigilar la integridad de las vías pecuarias, denunciando cualquier roturación u ocupación.
  • Seguimiento y control de los aprovechamientos y ocupaciones autorizados.
  • Informar de las solicitudes de ocupación realizadas.

Calidad ambiental.
Aunque en calidad ambiental existen en Aragón inspectores designados expresamente para tal fin, la existencia de los APNs repartidos por el territorio permiten tener conocimiento de las diferentes afecciones, vertidos, emisiones, obras o infraestructuras, por lo que la actuación inmediata de éstos es determinante en muchas de las ocasiones. Entre las diferentes funciones en este campo destacamos las siguientes:


APNs tomando datos de calidad del aire en una estación de medición.
Controles de calidad del agua mediante la toma de muestras periódicamente o en casos de vertidos puntuales, mortandades de peces y otros organismos acuáticos.
  • Control de vertidos a las aguas.
  • Control de vertidos de residuos.
  • Control de emisiones contaminantes a la atmósfera.
  • Emitir informes de las solicitudes de autorización de obras e infraestructuras.
  • Informes y asesoramiento ante solicitudes de autorización de obras e infraestructuras dentro del Dominio Público Hidráulico, ante posibles afecciones a flora, fauna, pesca, espacios naturales protegidos, red natura 2000, etc.
  • Vigilar el adecuado cumplimiento de los condicionados ambientales en obras e infraestructuras autorizadas.
  • Emitir informes y asesoramiento en estudios preliminares de Evaluación de Impacto Ambiental.

Otras.
La presencia a lo largo de todo el territorio de Aragón, unido al gran conocimiento del terreno, hace que los APNs actúen sobre otros aspectos menos conocidos pero igualmente importantes para preservar nuestro patrimonio natural y cultural. Ente otros pueden destacarse los siguientes:
  • Vigilancia del cumplimiento de la normativa sectorial de ordenación del territorio y usos del suelo.
  • Vigilancia de los yacimientos arqueológicos y paleontológicos en el medio natural.
  • Colaborar en la búsqueda de personas accidentadas o desaparecidas en el medio natural.
  • Colaboración con otras autoridades ante desastres naturales.

APNs del Equipo Especialista en
Trabajos de Altura descediendo
por una pared en el prepirineo
oscense
Además de las labores descritas y desarrolladas por el conjunto de los APNs de Aragón, existe unos grupos especializados para determinados trabajos, unos  en condiciones extremas, denominados “Equipos especialistas en trabajos de altura” y los "Equipos de Investigación de causas de Incendios Forestales".

Ante la diversidad de trabajos a realizar bajo condiciones extremas en lugares de difícil acceso, se vio necesaria la creación de unos equipos de APNs especializados en trabajos de altura, trabajos a realizar en cortados y zonas verticales, a los cuales es preciso llegar para efectuar algunas de las tareas encomendadas a este colectivo. Entre los trabajos que realiza estos equipos especializados figuran:
  • La ejecución del programa antídoto.
  • Rescate de pollos caídos.
  • Comprobación de nidos históricos de las especies con mayor grado de peligro o interés como el Quebrantahuesos, el Aguila Perdicera etc..
  • Marcaje de pollos en nido de especies objeto de seguimiento y estudio.
  • Actuaciones de vigilancia especial en caso de sospecha de expolio de nidos.
  • Desequipamiento de vías de escalada peligrosas o que interfieran en la reproducción de rapaces rupícolas.
  • Control y censo de poblaciones de Murciélagos en cuevas.
  • Control de especies vegetales rupícolas o recogida de semillas de flora amenazada para su reproducción en viveros del Departamento de Medio Ambiente.
  • Inspección y toma de muestras de aguas subterráneas.
  • Rescate de personas, asistencia en accidentes...
  • Y cualquier otra que podáis imaginar.....

Equipos de investigación de causas de incendios forestales.
En todos los incendios forestales que tienen lugar en la comunidad autónoma de Aragón se intenta averiguar la causa que los provoca, el punto de inicio, así como el causante y la motivación, cuando está detrás la mano del hombre. Estos datos son fundamentales para que, mediante estadísticas, se pueda evitar o minimizar la casuistica de los incendios y actuar de manera más eficaz en la prevención. Cuando existe intencionalidad en los incendios, identificar al causante y ponerlo a disposición judicial, cuando proceda, es una de las labores prioritarias. En muchas ocasiones, estos datos no son fáciles de averiguar y se hace necesaria la intervención de uno de los Equipos de Investigación de Incendios Forestales.  Este equipo está formado por dos APNs especializados en la investigación, toma de datos, interpretación de los vestigios dejados por el fuego a su paso, etc. Los atestados, informes y denuncias emitidos por estos equipos son en numerosas ocasiones la base para iniciar acciones penales o administrativas ante los causantes de los incendios forestales de nuestra comunidad autónoma.

¿Cómo puedo ponerme en contacto con los APNs?
Se puede contactar con los APNs de diferentes formas. La más cercana es a través de las Oficinas Comarcales Agroambientales (OCAs), existiendo como mínimo una por comarca. El listado de todas las OCAs de Aragón, con direcciones y teléfonos puede consultarse aquí. Ante una emergencia pueden localizarse a través del teléfono de SOS-Aragón 112 o a través de los Servicios Provinciales de Medio Ambiente (Huesca 974.293.206 - Teruel 978.641.402 - Zaragoza 976.714.883). Existe un servicio de guardias atendidas por APNs las 24 horas durante los 365 días del año.

Control de epizootías por parte de dos APNs.
¿Qué debo hacer para trabajar como APN en Aragón?
Periódicamente se convocan plazas a cubrir mediante oposición. Estas constan de varias pruebas físicas, supuestos prácticos, identificación de especies y el desarrollo de varios temas. Puede consultarse una de las últimas convocatorias y el temario pulsando aquí.

Puede obtenerse más información sobre los APNs en:
Video sobre los APNs de Aragón.

Agentes Forestales en otras comunidades autónomas:

Agentes Forestales en otros países:

Los hemípteros: Chinches, Pulgones y Cigarras.

Hemípteros

Los hemípteros, entre los que se encuentran las chinches, pulgones y cigarras, son un orden de insectos de distribución mundial que incluye cerca de 95.000 especies conocidas. Tradicionalmente se ha considerado a este orden compuesto por dos subórdenes; homópteros y heterópteros, mientras que en otras ocasiones homópteros y heterópteros han sido considerados órdenes independientes.

Los hemípteros tienen piezas bucales en forma de estiletes especializadas en la succión de savia de plantas y en otros casos para la succión de sangre o de fluidos de animales. En general, cuando no utilizan el aparato bucal para la alimentación éste permanece plegado sobre el abdomen.

Con respecto a su desarrollo, los hemípteros son insectos hemimetábolos, es decir con metamorfosis incompleta. De los huevos nacen las ninfas, que son similares a los imagos (adultos) pero sin las gónadas sexuales. Tras varias mudas, que dan lugar hasta a cinco estadios ninfales distintos, se transforman en adultos con capacidad reproductora.

A continuación vemos unos cuantos ejemplos de familias y especies de este amplio y bien representado orden en Aragón.

 
Graphosoma semipunctatum (Chinche punteada)
Familia Pentatomidae. Dicha familia recibe este nombre por tener las antenas divididas en cinco segmentos. G. semipunctatum Se parece mucho a G. lineatum, tanto que muchas veces se confunde con esta especie, pero si observamos detenidamente se aprecia como las rayas se convierten en puntos al acercarse a la cabeza.

 
Graphosoma lineatum (Chinche rayada)
Muy parecida a G. semipunctatum al igual que esta se la puede encontrar en las inflorescencias de plantas umbelíferas. Ambas chinches utilizan estos diseños vistosos para advertir a los posibles predadores de su mal sabor.



Pentatoma rufipes
Especie de la familia Pentatomidae de distribución cosmopolita y asociada a los bosques de hoja caducifolia. En algunos casos puede causar daños en la agricultura al alimentarse sobre especies frutales.


Carpocoris cf pudicus
Otro de los Pentatómidos más comunes. Se distingue claramente por los extremos prominentes del prónoto del tórax, de color oscuro, que le dan ese aspecto de espaldas anchas.


Coreus marginatus (Chinche de las calabazas)
Común en la mayoría de Europa. Se puede encontrar entre setos, vegetación herbácea densa y terrenos baldíos. Se caracteriza por la membrana final de los dos hemiélitros superpuestos en el abdomen, en forma de gota, que le da un color más oscuro que el resto del cuerpo.

 
Nezara viridula (Chinche verde o hedionda)
Cópula de esta especie de distribución mundial y que es considerada como plaga en los cultivos de leguminosas. Las larvas realizan cinco mudas, hasta la tercera muda permanecen juntas en la misma planta nutricia. Como su nombre común indica, emite un líquido hediondo como forma de defensa ante los depredadores.


Leptoglossus occidentalis
Esta especie invasora no pasa desapercibida por su tamaño, hasta dos centímetros y porque en los lugares en los que está presente los adultos buscan refugio al atardecer en lugares cubiertos como edificaciones y vehículos. Esta forma de refugiarse favorece su expansión de unos lugares a otros viajando en vehículos y mercancías.
Un magnífico trabajo sobre la expansión ibero-balear de esta especie, de Valcárcel y Prieto, 2010, puede descargarse pulsando aquí.


Cicadella viridis
La familia de los cicadélidos tienen las antenas muy cortas, con una parte engrosada, y los ojos simples, presentes en la parte superior o frontal de la cabeza. Tarsos de tres segmentos, fémures anteriores con espinas débiles, tibias posteriores con uno o más quillas, con una fila de espinas. Son susceptibles a diversos agentes patógenos, como virus (Dicistroviridae), bacterias, hongos, así como una serie de parásitos que atacan los huevos.


Rhynocoris cuspidatus (Chinche asesina)
Hemíptero de la Familia Reduviidae que como se aprecia en la foto es un importante depredador de otros invertebrados, jugando un papel importante en el control de otras poblaciones.


Liorhyssus hyalinus
Este pequeño hemíptero de la Familia Rhopalidae se distingue por la longitud de la membrana hialina de los hemiélitros, que se extienden más allá de la cara dorsal del abdomen.

Puesta de hemíptero.
Puesta característica del orden de los hemípteros en forma de pequeños barriles agrupados sobre vegetación herbácea como las gramíneas.

Familia Cicadidae (Cigarras y Chicharras)
Es notorio el canto entonado por los machos para atraer a las hembras, producido por un aparato estridulatorio situado en los costados del primer segmento abdominal, que consta de membranas quitinosas llamadas timbales y de sacos con aire que funcionan como cajas de resonancia, emitiendo cada especie un sonido propio característico. Los órganos auditivos están ubicados en el tórax. Aunque el sonido es emitido a cualquier hora del día es más frecuente e intenso al anochecer y al amanecer.


Gerris thoracicus (Zapatero)
Se desliza sobre el agua apoyándose en su larguísimo segundo par de patas, mientras que el par posterior lo utiliza a modo de timón para ir en cualquier dirección; ambos pares poseen una almohadilla apical formada por pelos hidrofóbos, que consiguen formar una minúscula bolsa de aire sobre la superficie, lo que la mantiene en flotación constante. Las patas delanteras quedan libres y están atentas para la captura de otros pequeños insectos, de los que se alimenta con voracidad. Pasan el invierno bajo la vegetación próxima al agua y, al principio de la primavera, la hembra deposita los huevos sobre las plantas acuáticas.

Texto y fotografías de Enrique Gil para Naturaleza Aragonesa.

Nuevo libro sobre Humedales de Aragón.

El martes, día 1 de Febrero de 2011, víspera del Día Mundial de los Humedales, se presenta en Zaragoza el libro de gran formato "Los humedales de Aragón", editado por Prames y el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. La presentación será a las 19 horas, en el Aula de Medio Ambiente Urbano de Zaragoza, situada en la avenida César Agusto 115-117 (frente a las murallas romanas), y que contará con la presencia del Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné.

Las zonas húmedas son vida en el paisaje de Aragón. Lagunas, ibones, balsas, estancas, galachos, ojos, saladas y carrizales cuentan con un enorme valor cultural, económico y ecológico que es preciso conservar. Algunos de estos humedales poseen renombre internacional al albergar una rica biodiversidad y al estar inscritos en la Lista Ramsar: Gallocanta, Chiprana, saladas de Sástago y Bujaraloz y turberas de Orihuela del Tremedal. Por otro lado, muchos otros lagos y lagunas gozan ya de una protección especial, al haber sido incluidos en la Red Natural de Aragón como Humedales Singulares.

De todos los grandes núcleos naturales de aguas remansadas, de su vida silvestre y singularidad, da completa información este excelente volumen colectivo en el que han participado cerca de setenta expertos naturalistas aragoneses, biólogos, geógrafos, Agentes de Protección de la Naturaleza, fotógrafos... y amantes de la naturaleza.

Insectos palo, Mantis y Empusas (Órdenes Phasmida y Dyctioptera)



Empusa pennata
Con el nombre común de insecto palo nos estamos refiriendo a varias especies de insectos de dos órdenes taxonómicos distintos; el orden Dyctioptera, que incluye a las familias Mantidae (mantis religiosas) y Empusidae (empusas) y el orden Phasmida en el que se incluyen los verdaderos insectos palo.

Dyctioptera
Los mantodeos son un orden de insectos comúnmente conocidos como mantis, santa teresas, rezaderas o mantis palo. Se conocen unas 2.450 especies repartidas por todo el mundo, con especial diversidad en los trópicos. Su característica más llamativa es la estructura de sus patas anteriores, notablemente modificadas para la captura de presas. Viven entre la vegetación, en la que se camuflan perfectamente. Están estrechamente relacionados con los isópteros (termitas) y los blatodeos (cucarachas), y estos tres grupos son a veces reunidos en el superorden Dictyoptera, que en ocasiones es considerado como un orden
El cuerpo es alargado, de coloración verde o parda, aunque existen especies coloridas (Hymenopus, Theopompa, Liturgusa) que se camuflan con flores, corteza o líquenes. Los mantodeos poseen una cabeza triangular y móvil. En la frente, se encuentra un escudo frontal característico, sobre el cual se encuentran tres ocelos. Las antenas son filiformes y el aparato bucal es de tipo masticador. Los mantodeos viven en regiones tropicales, subtropicales y templadas de todo el mundo. Habitan en una gran variedad de hábitats terrestres, desde la arena del desierto hasta el dosel del bosque tropical. Todas las especies son carnívoras y su dieta consiste en otros artrópodo. Los Mantodeos son también reconocidos por sus habilidades a la hora de camuflarse, pudiendo confundirse perfectamente con su entorno inmediato, ya sea por el color o la forma de su cuerpo.
Mantis religiosa
Mantis religiosa (Mantis religiosa)
Es un insecto de tamaño mediano, con un tórax largo y unas antenas delgadas. Tiene dos grandes ojos compuestos y tres ojos sencillos entre ellos. La cabeza puede girar hasta 180º. Sus patas delanteras, que mantiene recogidas ante la cabeza, están provistas de fuertes espinas para sujetar a sus presas. Son animales solitarios excepto en la época de reproducción, cuando macho y hembra se buscan para aparearse. Cuando hay más de un macho cerca de una hembra, éstos se pelean y sólo uno se reproduce. Las hembras son mayores que los machos. Puede ser de color verde o pardo con distintos matices. El color del adulto lo determina el del medio en el que habita durante su última muda (por ejemplo, amarillo, si se trata de paja seca, o verde, si es hierba fresca). Caza al acecho, permanece inmóvil con las patas delanteras juntas (por lo que parece que está rezando), a la espera de que una presa se acerque. Cuando otro insecto se posa junto a ella, lo observa girando la cabeza y lanzándose al ataque de inmediato. Sus patas delanteras sujetan a la víctima y la mantis comienza a alimentarse de ella inmediatamente. Las presas pueden ser devoradas en parte o en su totalidad, y dejan únicamente como restos del festín patas, alas o élitros, que la mantis escrupulosamente deja caer al suelo. En la época de apareamiento la hembra segrega feromonas, con lo que atrae al macho, y es el único momento en la que los machos y hembras se reúnen. Durante este periodo las hembras se vuelven muy agresivas y, en ocasiones, acaban por comerse a su compañero durante o después del apareamiento, empezando por la cabeza. La cópula dura unas dos horas. En el apareamiento, en primer lugar el macho rodea a la hembra hasta saltar a su dorso y poner en contacto sus antenas con las de la hembra. A continuación, el macho pone en contacto sus estructuras genitales con las de la hembra y deposita el espermatóforo en el interior de la hembra. La puesta de los huevos se hace en otoño y los huevos eclosionan en primavera. Pone sus huevos en montoncitos espumosos (ootecas), que ata a las ramitas. La espuma se endurece pronto y protege los huevos hasta que se abren. Cada saco puede albergar entre 200 y 300 huevos, pero sólo unos pocos sobreviven.
Ameles spallanzania

Ameles spallanzania
Esta es una mantis muy pequeña, alrededor de 1 cm a 3 cm que vive en la vegetación baja en lugares cálidos y secos. Su color puede ser verde, gris o marrón para mimetizarse con su entorno. Las hembras no pueden volar, y sólo posee pequeños vestigios de las alas. Los machos tienen alas útiles que son tan largas como el cuerpo y así el aspecto general es muy diferente entre los sexos. A diferencia de la mucho más grande mantis religiosa (Mantis religiosa), la hembra de esta especie no canibaliza al macho en el apareamiento. Esconde sus pequeñas ootecas bajo las piedras y rocas del suelo.

Ameles assoi


Ameles assoi
Hay 5 especies Ameles en la Península Ibérica y son muy similares, lo que hace muy difícil la identificación, especialmente con los machos. La forma de la cabeza y también la del pronoto (escudo tipo de cobertura del cuello) son áreas importantes para estudiar para ayudar en la identificación. Ameles assoi tiene una biología similar a A. spallanzania siendo su distribución totalmente mediterránea. Se encuentra en Marruecos, Túnez y España.



 

 
Empusa (Empusa pennata)

Empusa pennata

La empusa o mantis palo (Empusa pennata) es una especie de insecto mantodeo de la familia Empusidae que vive en la Península Ibérica (España y Portugal) y en Francia. Vive en zonas cercanas al litoral y en zonas de matorral seco, acechando a insectos en el suelo. Esta mantis es una especie estilizada, incluso en el contexto de su familia. Presenta una cabeza pequeña con una protuberancia entre las dos antenas, un tórax largo y delgado y un abdomen pequeño y curvo. El primer par de patas se localiza en la parte anterior del tórax, mientras que las otras cuatro se localizan más abajo. Los adultos poseen alas, pero las ninfas no. Ambos se caracterizan por las rugosidades en la cutícula, así como su color ocre, que las camufla con la hierba seca en la que habitan. Los machos adultos tienen antenas plumosas mientras que las antenas de las hembras presentan aspecto filiforme.

Phasmatodea
Los fásmidos o fasmatodeos (Phasmatodea) son un orden de insectos conocidos comúnmente como insectos palo e insectos hoja debido a su aspecto corporal. Se conocen unas 2.500 especies. Son un grupo especializado en el camuflaje (cripsis) con colores, formas y comportamientos extraordinarios que los confunden con la vegetación sobre la que habitan y de la que se alimentan. A pesar de su parecido externo con mantis y empusas son un orden taxonómico distinto.

Leptynia hispanica
Tiene preferencia por el matorral mediterráneo. La densidad de población varía enormemente y depende de las condiciones climáticas de pequeña y la distribución de las plantas nutricias, régimen alimenticio que los separa claramente de empusas y mantis. La forma más común de reproducción de la especie es la llamada partenogénesis, es decir, la especie se reproduce sin la intervención de los especímenes masculinos. Por lo tanto la descendencia partenogenética de la especie es exclusivamente femenina. No obstante también existen machos aunque en un número muy inferior al de las hembras, en este caso se trataría de una reproducción sexual normal, en la que los descendientes se repartirían a partes iguales entre machos y hembras, aunque esta es la excepción dentro de la especie.
Leptynia hispanica

Estos insectos solamente se muestran activos bien entrada la noche, después del crepúsculo, por lo que de día, por culpa de sus grandes dotes de camuflaje resulta muy difícil su localización ya que además permanecen inmóviles. Otros mecanismos adicionales de defensa consisten en la autotomía y el dejarse caer al suelo, cuando son descubiertos. En cuanto a la autotomía, consiste en la mutilación espontánea o autoamputación, cuando se pretende escapar de un depredador. La estrategia consiste en distraer al depredador, con el miembro amputado, que sigue moviéndose.

Las puestas suelen realizarse enterrando los huevos unos milímetros en el suelo. Desde que eclosiona el huevo, esta especie pasa por varias fases de ninfa y se producen cuatro mudas, aunque en este caso la metamorfosis es incompleta, ya que las diferencias entre la ninfa y el adulto son escasas (hemimetabolismo). La vida en fase adulta de este Insecto palo no suele pasar de los 2 ó 3 meses.

Texto y fotos de Enrique Gil para Naturaleza Aragonesa.

Garza imperial – Purple Heron (Ardea purpurea)

Descripción.
La Garza imperial es otra de las “grandes” garzas, similar a la Garza real en su silueta y forma de vuelo aunque de menor tamaño. Tiene una longitud de 80 centímetros, una envergadura de casi un metro y medio y un peso superior a un kilogramo. En la coloración general predominan los tonos grises, más oscuros que en la Garza real, con las partes inferiores, cuello y pecho de color castaño y el obispillo negro. El cuello y la parte superior de la cabeza presentan un listado negro. El pico es largo y fino. Ambos sexos son similares y los juveniles poseen una coloración castaño oscura, variando poco a poco hasta alcanzar el plumaje de los adultos.

Distribución de la Garza imperial en
Aragón. (Fuente: Atlas de las aves
reproductoras de España - MMA)
Distribución.
Se trata de una especie estival que llega a nuestras latitudes en abril, abandonando nuestra región en septiembre. Se distribuye por casi todo el Paleártico, encontrándola en Europa desde Polonia y Holanda hasta España e Italia. En nuestro país la encontramos nidificando principalmente en el valle del Ebro, costa mediterránea y valle del Guadalquivir. La población española se ha cifrado, según el último atlas de aves reproductoras, en unas 2.000 parejas.

Hábitat y reproducción.
En Aragón la encontramos en el río Ebro, cursos medios y bajos del Gállego y Cinca, así como embalses y zonas de regadío de la Cinco Villas, Flumen, Monegros o Cinca Medio. Careciendo de un censo exhaustivo de la especie, su población se estimó en algo más de 70 parejas reproductoras, aunque su número es muy fluctuante dependiendo de los años. Nidifica en colonias aunque también es habitual que lo haga solitaria. Aunque puede ubicar su nido en árboles, lo hace casi exclusivamente en carrizales. Ambos adultos se encargan de su construcción, conformando una pequeña plataforma de carrizo en forma de embudo, donde la hembra deposita 4 ó 5 huevos. Ambos los incubarán durante casi un mes, naciendo unos polluelos seminidícolas que volarán al cabo de un mes y medio, independizándose totalmente de los adultos a los dos meses
Alimentación.
Se alimenta de todo tipo de pequeños animales que captura en aguas someras de ríos, barrancos o cultivos regados. Permanece inmóvil y atenta, capturando pequeños peces, roedores, anfibios, reptiles, insectos, cangrejos, etc.

Amenazas y conservación.
Entre sus amenazas destaca como causa principal de regresión la pérdida de lugares de reproducción. En algunas zonas de Aragón es habitual que el carrizal existente en los barrancos y balsas de riego sea quemado o limpiado con maquinaria pesada periódicamente. Estas prácticas, inútiles y carentes totalmente de rigor técnico, dificultan la reproducción de esta especie y están acabando con otras que encuentran en estos lugares sus últimos refugios. Una adecuada gestión y protección de estos enlaves son la base fundamental para preservar esta y otras especies que utilizan estos

Más información sobre la Garza Imperial: