La Corneja negra en Aragón (Corvus corone)


Descripción.
La Corneja negra es otra de las aves que forman parte de la familia de los córvidos y que suele confundirse habitualmente con el Cuervo que, aunque parecida, es de menor tamaño que este y con ciertos matices que la diferencian. Posee una longitud de 45 a 50 centímetros y un peso de entre 550 y 600 gramos. Su coloración en totalmente negra con unos reflejos metalizados y brillantes. Las patas y el pico son también negros y ambos sexos poseen idéntico plumaje. “Nuestra” Corneja negra es una subespecie (Corvus corone corone) que ocupa la parte suroeste de Europa, la Corneja cenicienta (Corvus corone cornix) ocupa el resto del continente, solapándose ambas subespecies en un pequeña franja en centroeuropa donde ambas llegan a hibridarse. El plumaje de esta última es gris excepto las alas, cola, cabeza y la garganta que son negros.

Distribución de la Corneja negra en Aragón.
Fuente: Atlas de las aves reproductoras de
España - MMA.

Distribución y hábitat.
En España ocupa la mitad norte de la península y una franja en la zona suroriental, faltando en ambos archipiélagos. Es una especie sedentaria con presencia en toda la comunidad autónoma de Aragón, faltando únicamente en lugares puntuales de alto pirineo y depresión del Ebro. Ocupa todo tipo de hábitats aunque prefiere las zonas abiertas con presencia de arbolado disperso, bosquetes y bordes de bosques. Así, es frecuente tanto en los sotos fluviales como en otros bosques, cultivos de almendro y olivo, cereal, frutales, etc. En invierno suele formar grupos aunque habitualmente no son numerosos.

Nidificación.
Construye su nido casi siempre en árboles de todo tipo, tanto pinos como carrascas, chopos, álamos blancos, frutales, almendros, etc. y, en menor medida, en cárcavas y cortados rocosos. En ocasiones, y ante la ausencia de árboles, llega a ubicar el nido en torretas eléctricas metálicas. Tras su construcción, a base de palos y ramillas consolidados con barro y un interior forrado con pelo y lana, la hembra pone entre 4 y 6 huevos que incubará ella sola durante 18 – 20 días. Tras 4 – 5 semanas los pollos abandonarán el nido, permaneciendo todo el grupo familiar unido todavía durante varias semanas más. La Corneja negra vive fiel a su pareja durante toda su vida, poniendo incluso en peligro su vida si su congénere es atacado por algún predador.

Alimentación.
Tiene una alimentación omnívora, consumiendo insectos, lombrices, caracoles, ratones y topillos, reptiles, nidadas de otras aves, cereales, frutas y bayas, etc. Consume también animales muertos atropellados en las carreteras, así como carroña, visitando vertederos y muladares para alimentarse, aunque con una menor frecuencia que otros córvidos.


Amenazas y conservación.
Aunque no se trata de una especie amenazada, ha sido siempre muy perseguida por los supuestos daños que causa a los intereses agrícolas y cinegéticos. La baja densidad de esta especie en nuestro territorio no hace creíble que pueda provocar todos los daños que se le achacan.

Para conocer más de la Corneja negra:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada