El Ciervo - Red Deer (Cervus elaphus) en Aragón

Macho adulto
El Ciervo es el mayor de los cérvidos españoles, conocido y fácilmente reconocible por las grandes cuernas que posee. El tamaño y peso varía, al igual que en otros mamíferos, en función de la latitud. Así, en el norte de Europa llegan a alcanzar hasta 300 Kg. de peso mientras que en el sur de España apenas superan los 80 ó 90 Kg. Los ejemplares presentes en Aragón llegan a pesar más de 100 Kg. Su pelaje es pardo grisáceo, destacando más el color pardo en verano y el gris en invierno. Los machos son mayores que las hembras y poseen una cuerna ramificada no aplanada, como en el caso de los Gamos, que pierden cada primavera para volver a renovarla. El celo tiene lugar en septiembre y octubre, cuando los machos berrean y pelean por los harenes de hembras. En mayo, tras 233 a 236 días de gestación, nace un cervatillo que pesa unos 6 Kg. y que es amamantado por la hembra durante 5 meses, si esta ha quedado nuevamente preñada, o hasta un año en caso contrario.
Distribución del Ciervo en Aragón (Fuente:
Atlas y libro rojo de los mamíferos de
España - MMA)

El Ciervo se considera una especie que engloba numerosas subespecies presentes en toda la región paleártica; Norteamérica, Europa y Asia. En Europa es una especie frecuente en casi todos los países. En España se distribuía por casi toda la península, coincidiendo su distribución con la del Lobo, reduciendo su área de distribución a causa de la presión humana. Posteriormente, por intereses cinegéticos, se reintrodujo en numerosos lugares de toda la península, habiendo aumentado su población en amplias zonas. En Aragón el Servicio Nacional de Pesca Fluvial y Caza realizó numerosas sueltas de ejemplares procedentes de los Montes de Toledo. La única población de Ciervo autóctono de Aragón es la que se encuentra en los montes que circundan el embalse de Mequinenza, en los montes de Fraga, Torrente de Cinca, Mequinenza, Candasnos, Peñalba y Caspe. En los montes de Fraga, con el fin de reforzar la población existente, se realizó una suelta de doce ejemplares en 1969.
Ciervo hembra.
En la Reserva de Caza de los Montes Universales se realizó una repoblación con veinte ejemplares en 1961, y otra con once en 1962, esta población se desarrolló rápidamente, lo que unido a la querencia por prados y huertos provocó reclamaciones de los agricultores por daños agrícolas. El año 1979 se realizó un estudio de la población y de los daños con el fin de encontrar el número admisible de individuos por hectárea. En el Coto Nacional de la Garcipollera, actualmente Reserva de Caza de la Garcipollera, se introdujeron cinco machos y ocho hembras en 1960, y cuatro machos y siete hembras en 1962. Desde estas fechas estuvo prohibida su caza hasta 1970, aumentando su población sin que se haya extendido por los valles próximos. Lo mismo sucedió con la suelta de doce ejemplares realizada en 1970 en Agüero.

Aunque consume todo tipo de especies arbóreas, arbustivas y herbáceas, prefiere la hierba siempre que esté disponible. En las zonas próximas a cultivos agrícolas se alimenta igualmente de alfalfa, maíz, cebada, etc., hecho por el que en ocasiones es acosado por alguno de los agricultores perjudicados.
Hembra seguida de su cría.
Es una especie que llega a ser diurna en los lugares en los que no se siente molestada aunque tiene una mayor actividad durante la noche o el crepúsculo. Aunque no existen censos fiables, se estima que la población de Ciervo en España supera los 500.000 ejemplares. Apreciado como especie cinegética, en algunas regiones su caza mueve a miles de cazadores y enormes cantidades de dinero. Su adecuada gestión cinegética permite compatibilizar la obtención de un rendimiento económico con la conservación de la especie y su hábitat.
Ejemplares machos alimentándose en pastizales.
Las pinturas rupestres que representan ciervos o acciones de caza de estos son frecuentes en numerosas cuevas y abrigos de Aragón, a su vez, existen restos fósiles que demuestran que el Ciervo está presente en nuestra geografía desde hace 120.000 años.






La Cigüeña blanca - White Stork (Ciconia ciconia)

Descripción:
La Cigüeña es la mayor y una de las aves más llamativas de las que habitualmente encontramos nidificando en el interior de muchas de nuestras poblaciones. Su tamaño grande, con una envergadura de hasta dos metros y un peso de tres a cuatro kilos, y su diseño blanco y negro, la hacen inconfundible. Sus largas patas y pico son de color rojo. Los pollos se reconocen muy bien por tener el pico negro, cambiando a rojo conforme avanzan en edad. En vuelo destaca su largo cuello estirado y las patas sobresaliendo tras la cola, silueta que la diferencia de otras especies como la garzas, que vuelan con el cuello plegado.
Distribución de la Cigüeña blanca en Aragón
en 2004 (Fuente: Seo/BirdLife)


Censo y distribución:
La población aragonesa se distribuye principalmente por la depresión del Ebro, fundamentalmente a lo largo de los principales cursos fluviales (Ebro, Cinca, Gállego, Flumen, Alcanadre, etc.). En Huesca está presente en la mitad sur, con escasas excepciones en zonas prepirenaicas, con una población nidificante de 670 parejas según el censo de 2.004. En Teruel, tan solo se censaron 9 nidos en 2004 y Zaragoza albergaba una población nidificante de 526 parejas, ligadas a los cursos fluviales y algunas zonas de regadío. En conjunto, en Aragón, la población de Cigüeña blanca reproductora en 2004 era de 1.205 parejas, con un incremento de un 255 % con respecto al censo de 1994, año en que ya había iniciado su recuperación pero en el que todavía se encontraba en una situación poco boyante.

Si bien hace unas décadas era una especie migratoria, reproduciéndose en Aragón y abandonando nuestra región hacia finales de verano para pasar el invierno en tierras africanas, en la actualidad se considera una migradora parcial, pasando muchas de ellas el invierno en el área de nidificación y zonas próximas. Hasta los años 70 y 80 la Cigüeña sufrió un fuerte declive, desde los años 90, su población ha experimentado un aumento en toda su área de distribución, llegando a colonizar nuevas zonas. A ello ha podido influir nuevos lugares de alimentación con la instauración de nuevos regadíos, el aumento en la distribución y abundancia de Cangrejo americano y otras presas ligadas a los regadíos y una menor mortalidad al no realizar los desplazamientos migratorios de antaño.

Comportamiento:
Casi la totalidad de los nidos están construidos sobre estructuras humanas como edificios, torres eléctricas, antenas de telefonía e incluso grúas de construcción, tan solo unos pocos están ubicados en grandes árboles. El 85 % de los nidos son coloniales, destacando las de Almunia de San juan, con 50 parejas, Lanaja, con 45 nidos o Sariñena, con 39, todas ellas en Huesca. Consume todo tipo de animales de pequeño tamaño, principalmente insectos, aunque también peces, anfibios, reptiles, roedores y otros pequeños mamíferos o aves. Se alimenta en campos de alfalfa, arrozales, rastrojos, riberas del Cinca, balsas de riego y de ganado y todo tipo de zonas encharcadas. En los riegos de parcelas agrícolas a pie o manta es frecuente ver varias de ellas siguiendo la línea de avance del agua, comportamiento que aprovechan los agricultores para saber cuando se ha regado la totalidad de la finca.

Ejemplar muerto supuestamente por electrocución, recogido
por los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno
de Aragón.
Problemática y conservación:
El interior de los nidos es recubierto con materiales suaves y mullidos, entre ellos las cuerdas de plástico utilizadas por las empacadoras. Cada año mueren cientos de pollos en los nidos, enredados, amputados o ahogados con estas cuerdas que los adultos encuentran abandonadas en los campos, no solo de Cigüeña sino de otras muchas especies. En los últimos años, desde un sector de cazadores, poco informado y totalmente desconocedor de la biología de esta especie, se achacan graves daños a las especies cinegéticas por parte de la Cigüeña blanca. Los análisis estomacales realizados en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca a más de 500 Cigüeñas, que han llegado muertas o heridas en los últimos años, reflejan que ninguna de ellas había capturado especie cinegética alguna.

Más información sobre la Cigüeña blanca:

El Milano real - Red Kite (Milvus milvus)

El Milano real es una rapaz mediana, con una longitud de unos 65 cm. y una envergadura de algo más de metro y medio. Posee una silueta estilizada, con unas largas y esbeltas alas y una cola larga y fuertemente ahorquillada o “con forma de tijera” que lo hacen inconfundible. La coloración general es de un tono rojo oxidado con la cabeza clara. En vuelo destacan unas manchas blanquecinas en la parte inferior de las alas, las puntas oscuras y la cola más pálida. Posee un bello vuelo planeado.

El 90 % de la población mundial se encuentra entre Alemania, Francia y España, encontrándolo de manera escasa en otros lugares como el norte de África, Mediterráneo oriental o Europa del Este. En el Reino Unido fue introducido hace unos años, con éxito, con ejemplares procedentes de España y Alemania. El grueso de la población nidificante en España se encuentra en una franja que iría por Huesca, Navarra, parte de Castilla León, Extremadura y Andalucía occidental. En el resto aparece dispersa y con pocos efectivos. Durante el invierno, España acoge el grueso de la población europea, unos 30.000 ejemplares según los datos del censo de 2.004, frente a los 60.000 del censo de 1.999, un descenso realmente alarmante.

Área de nidificación en
Aragón. Fuente: Atlas de
las Aves Nidificantes de
España. Seo/BirdLife

 En Huesca se cuenta con una población reproductora de 169 – 245 parejas según el censo de 2.004, habiendo acusado un descenso superior al 44,5 % con respecto a los datos de 1.999. En Teruel se citaba alguna pareja reproductora en 1994 en el área de Albarracín, no teniendo constancia de ninguna en el censo de 2004. En este último censo, en Zaragoza se ha estimado una población reproductora de 89-118 parejas, datos similares a los de 1994.

La población oscense invernante en 2004 estaba en algo más de 2.100 ejemplares, un 38 % menor que la de 1.999. En Teruel, la invernada de Milano real se ha venido considerando ocasional, aunque el censo de dos dormideros en 2004 arrojaron resultados de 484 ejemplares. En Zaragoza, los censos de 1994 arrojaron una cifra invernante de 2896 ejemplares frente a los 2251 de 2004.

En resumen, la población reproductora de Milano real en Aragón ha sufrido un descenso del 35 %, mostrando un declive del 31 % si tenemos en cuenta la población invernante.

Nidifica siempre en arbolado, construyendo un nido u ocupando el de otras especies. En este realizan una puesta de 2-3 huevos que incuban durante un mes, volando los pollos al mes y medio de nacer. Su alimentación se basa en todo tipo de animales pequeños como reptiles, anfibios o micromamíferos, aunque una fuente importante en su dieta lo forma la carroña. Sobrevuela con frecuencia las carreteras capturando los animales atropellados por los vehículos y es visitante asiduo de los vertederos.


Ejemplar con bandas alares, marcado en
Binaced (Huesca) por el FAB
 Una de las principales causas de su regresión, muy acusada en toda Europa, es la utilización de venenos en algunos cotos de caza contra los predadores o en la agricultura para la eliminación de topillos. Otras amenazas son la electrocución en tendidos eléctricos o la acumulación de contaminantes en su organismo. En el comedero de Binaced (Huesca), el Fondo de Amigos del Buitre/FAB junto a Seo Bird/Life Monticola llevan a cabo desde hace varios años el marcaje y seguimiento de esta especie, estudiando la concentración en sangre de sustancias contaminantes. Los 211 ejemplares marcados hasta el año 2009 están aportando interesantes datos y reflejan la fidelidad a los lugares de invernada en nuestra comunidad de ejemplares nidificantes en Alemania o Francia. En 2009 se aportaron más de 30.000 Kg. de restos cárnicos y cadáveres de pollos en el citado comedero, la mayoría fue consumido por Milano real y Milano negro.

Para ampliar información:

El Cernícalo primilla - Lesser Kestrel (Falco naumanni)

Hembra en vuelo cernido.
El Cernícalo primilla es una pequeña rapaz diurna emparentada con los halcones, de unos 30 centímetros de longitud y similar al Cernícalo vulgar, con el que fácilmente puede confundirse. Los machos tienen el dorso de color rojizo teja, salvo las rémiges que son oscuras. La cabeza, una franja en las alas y la cola son azuladas, excepto la punta de esta última que presenta una franja negra. El pecho es de color ocre, las alas blanquecinas, ambas con pintas más oscuras, y la cola azulada. La hembra tiene la parte dorsal de color pardo con un barreado oscuro, salvo el obispillo que es gris azulado y las primarias de las alas que son oscuras. Las partes inferiores son claras con un barreado oscuro. Los jóvenes son similares a las hembras. Las uñas son blancas, a diferencia del Cernícalo vulgar que las tiene negras. A menudo se observa en vuelo cernido (inmóvil en el aire), de donde proviene su nombre.

Distribución en Aragón. Fuente: Atlas
de las aves reproductoras de España
Seo/BirdLife - MMA
Se encuentra como reproductor en parte de Europa y Asia, principalmente en los países de la cuenca mediterránea y el norte de China y estepas asiáticas. Sus zonas de invernada no son bien conocidas aunque su área principal parece ser Sudáfrica. Las mayores poblaciones se encuentran en España, Turquía, Grecia e Italia. En Aragón se reproduce en la cuenca del Ebro, en el área de Monegros y, en menor medida, en la Hoya de Huesca y algunas citas puntuales en Teruel. En los últimos años se encuentra en una ligera expansión, por lo que es probable que ocupe nuevas zonas. Es una especie ligada principalmente a los cultivos de secano aunque en algunas comarcas ocupa algunas zonas de regadío. El grueso de la población nidifica en construcciones humanas en el campo y solo algunas en el interior de poblaciones o en cortados naturales. Nidifica en colonias (varias parejas en un mismo lugar), poniendo 4-5 huevos en abril y mayo, incubándolos principalmente la hembra durante casi un mes. Tras otro mes abandonarán el nido, permaneciendo después todavía algunos días con los padres.
 

Macho marcado con anillas de colores y numeradas.

Se alimenta de pequeños animales, fundamentalmente de saltamontes y otros insectos, aunque también consume micromamíferos y reptiles, entre otros. El Gobierno de Aragón aprobó mediante decreto el Plan de Conservación del Hábitat del Cernícalo primilla. Desde entonces, en su zona de influencia, el Departamento de Medio Ambiente ha subvencionado la restauración de casetas en el campo, regulado numerosas actuaciones humanas, ha incrementado la vigilancia y el seguimiento de la especie, realizado análisis ecotoxicológicos, educación ambiental, etc. Gracias a estas actuaciones la especie está recuperando sus poblaciones y ocupando nuevas zonas.

El deterioro de las construcciones humanas (su destrucción, el hundimiento de los tejados y el retirado de tejas) es una de las amenazas a que se encuentra sometida esta especie en Aragón. Otras amenazas son la pérdida de hábitat, molestias en época reproductora o la contaminación por productos fitosanitarios procedentes de la agricultura.

Más información:

El Aguilucho cenizo - Montagu's Harrier (Circus pygargus)

Hembra en vuelo
El Aguilucho cenizo es una rapaz de tamaño mediano, con una longitud de 45 centímetros, un peso de entre 250 y 450 gramos y una envergadura alar de algo más de un metro. Alas y cola son estrechas y largas lo que le confieren una gran ligereza. Posee un vuelo característico planeado a baja altura y con las alas ligeramente levantadas en forma de V. El macho posee el dorso de color gris ceniza, de donde proviene su nombre, las puntas de las alas negras y dos pequeñas franjas alares también negras y que lo diferencian del Aguilucho pálido. Las partes inferiores son claras con un moteado de color marrón óxido, salvo el pecho que es gris. La hembra es de un tono general pardo en el dorso y más clara en las partes inferiores con un barreado oscuro. En el obispillo presenta una mancha blanca. Los jóvenes son similares a las hembras aunque con tonos más rojizos. Existen individuos melánicos, con el plumaje totalmente negro.


Pollos en el nido en el momento de la cosecha

Se distribuye como nidificante por el centro y sur de Europa, Rusia, Turquía, norte de África y sur de Asia, invernando en el centro y sur de África. En España se encuentra en casi toda la península, escaseando en el tercio este y siendo muy rara en la costa cantábrica. En Aragón se encuentra dispersa por las zonas de hábitat propicio, faltando en las zonas más forestales, tratándose de una especie escasa, con una población estimada en poco más de 130 parejas. Ubica su nido en el suelo, oculto entre vegetación herbácea, la mayoría de las ocasiones en campos de cereal, lo que le acarrea la pérdida de las nidadas a causa de las cosechadoras. Pone entre 3 y 5 huevos que incuba solo la hembra durante 28 días, permaneciendo los pollos en el nido casi un mes antes de volar, aunque permanecen con los padres varios días más en el área de cría.
Macho con marcas alares
Se alimenta de pequeños animales como saltamontes, langostas, escarabajos y otros insectos, pájaros, topillos o ratones. En algunas zonas de Aragón se han venido marcando mediante anillas y bandas alares todos los pollos en los que ha sido necesario hacer algún manejo para evitar su muerte bajo las cosechadoras. Las recuperaciones y observaciones de estos ejemplares han demostrado una mayor fidelidad de los machos a regresar a la zona de nacimiento frente a las hembras, con varias de estas establecidas como nidificantes en zonas más alejadas como Lérida, Madrid o Euskadi. Uno de los ejemplares marcados fue observado en invierno en Gambia. Entre las amenazas de esta especie destaca la intensificación agraria, la mortalidad durante la migración y en las zonas de invernada, la caza furtiva y la ya indicada muerte accidental de las nidadas durante la cosecha. Afortunadamente, en esta última se cuenta con la desinteresada colaboración de muchos agricultores para evitarla. Se trata de una especie catalogada como Vulnerable tanto en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón como en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Nuevo libro de mariposas de Huesca


Portada del libro

Un nuevo libro de mariposas ha visto la luz estos días, se trata de "Mariposas diurnas y Zygaenas del Cinca Medio y territorios limítrofes (provincia de Huesca)", cuyos autores son tres buenos conocedores de este grupo de invertebrados. Alfredo de la Llana Molina, Javier Cambra Mur y José Vicente Ferrández Palacio, un trío que ha conseguido agrupar y actualizar los conocimientos que sobre mariposas se tenía hasta la fecha en el territorio de estudio. Tras una extensa explicación de la morfología de este grupo, metamorfosis, enemigos de las mariposas, claves de identificación o un decálogo para la fotografía de mariposas, entre otros, se describen todas las especies que han sido localizadas en el área de estudio tras varios años de trabajo. Las estupendas fotografías sirven de gran ayuda para la identificación de todas las especies. La edición ha corrido a cargo del Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio - CEHIMO.

Pueden conseguirse ejemplares en las liberías habituales o a través de CEHIMO 
C/Joaquin Costa 11 Apartado 92
22400 MONZÓN (Huesca)
Tel. y Fax: 974 41 55 55

La Avispa asiática, una nueva especie exótica invasora a punto de llegar a Aragón.

Foto Jean Haxaire
Como identificarla.
La avispa asiática, Vespa velutina nigrithorax, es imposible de confundir con cualquiera de nuestras avispas autóctonas, tanto por su tamaño como por la coloración de su cuerpo. Se reconoce fácilmente por su tonalidad oscura, el tórax enteramente marrón negruzco aterciopelado y los segmentos abdominales marrones, diferenciados por una fina banda amarilla. Sólo posee una ancha franja amarilla en el 4º segmento. La cabeza es negra con

25 aniversario del Centro de Recuperación de fauna Silvestre de La Alfranca

Culebrera europea muerta supuestamente por electrocución

El Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca, dependiente del Departamento de Medio Ambiente e integrado desde el año 2006 en el Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente (CIAMA), ha celebrado este mes de octubre su 25 aniversario con un acto en el que se ha homenajeado a todas las personas que han trabajado durante estos años en el Centro, así como a los responsables del Gobierno de Aragón que impulsaron esta iniciativa a mediados de los años 80.
El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, asistió al acto acompañado por la directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, Anabel Lasheras, y por el secretario general técnico del Departamento de Medio Ambiente, Roque Vicente.
En el acto se ha recordado la trayectoria que ha seguido el centro a lo largo de estos 25 años, profesionalizándose en el tratamiento de la fauna silvestre y llegando a ser un centro de referencia a nivel internacional, especialmente en la realización de necropsias.
Fuente: Dpto. de Medio Ambiente - Gobierno de Aragón
Se trata de un centro moderno en su concepción, puntero en infraestructuras y tecnología, y con profesionales cualificados que se implican no sólo en el tratamiento de los animales que ingresan sino también en la sensibilización y concienciación de los ciudadanos en el respeto de las especies silvestres.
El Centro inició sus trabajos de recuperación y rehabilitación de animales en 1985, con unas instalaciones modestas en La Alfranca. Poco a poco, el trabajo fue incrementándose y a finales de la década de los 80 se trataban a una media de 200 animales al año.
APN recogiendo el cadáver e una Cigüeña blanca
Actualmente, ocupa aproximadamente 10.000 m2. El edificio principal dispone de quirófano, sala de necropsias, almacén congelador, laboratorio, sala de incubadoras y hacedoras, cocina, sala de rayos X, unidad de cuidados intensivos y generador de emergencia; además de parques de vuelo, jaulas para aislamiento y hospitalización.

Más de 17.000 animales recibidos en el Centro
Gaviota tridáctila, varios ejemplares fueron recogidos por
los APNs en Huesca en el invierno de 2008 y enviados al
CRFS de La Alfranca.
A lo largo de estos 25 años, el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de La Alfranca ha incrementado considerablemente el número de animales atendidos, debido especialmente al trabajo desarrollado por los Agentes de Protección de la Naturaleza, así como los propios ciudadanos y otros colectivos como Policía local y Guardia civil. Las estadísticas del centro, que recogen datos desde 1994, indican que el número de ingresos ha crecido considerablemente. Desde ese año y hasta 2009, se han recibido 17.390 animales, de los que las rapaces suponen más del 60%. El 48% de estos ingresos son de animales vivos, de los que cerca del 50% son liberados y devueltos al medio natural después de recibir los tratamientos necesarios en el Centro para su recuperación.
El Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre realiza numerosa necropsias como parte de su filosofía de trabajo, al considerar que es fundamental conocer las causas de muerte de los animales. Es, por tanto, uno de los centros que más información acumula sobre este tema y que sirve de referente a otros centros de España. Desde 1994 se han realizado 11.187 necropsias, que han permitido conocer patologías, biología de los animales, biometría, alimentación de las especies, etc.

Calendario natural - Diciembre

Olivar en los somontanos oscenses
Diciembre es un mes que destaca por las bajas temperaturas a lo largo de todo Aragón, aunque con grandes diferencias en función de la zona. Las parameras turolenses y la cordillera pirenaica ostentan el record muchos de los días de este mes, aunque otras zonas no se queden atrás. En los somontanos y otras zonas olivareras, los agricultores se afanan por recoger las olivas. En algunos lugares, el abandono del campo ha llevado al abandono de muchos olivares, lo que aprovechan los Zorzales, Mirlos y otras especies para conseguir un nutritivo sustento.

En las altas cumbres de Pirineos es tiempo para buscar la esquiva Perdiz nival o el Armiño, con su plumaje y pelaje blanco, mimetizados entre la nieve. Las Chovas forman ruidosos bandos que retumban en los valles más cerrados. Marmotas, Lirones grises y caretos se encuentran en un profundo sueño del que despertarán en esa, todavía, lejana primavera. En muchas poblaciones todavía se recoge en este mes el muérdago para adornar las casas en época navideña con esa magia que encierra. Ahora se encuentra repleto de frutos que sirven de alimento a infinidad de aves en estos duros meses invernales.
Calandria en Monegros

En la zonas más llanas abundan los bandos invernales de Calandrias, pudiendo encontrar bandos de hasta 3.000 individuos. Muy numerosos también, fringílidos como el Escribano soteño, el Pardillo, el Jilguero o el Pinzón vulgar buscan su alimento en los campos de cultivo ya cosechados. Los Estorninos negros forman bandos de muchos miles de ejemplares que buscan como dormidero los árboles del interior de poblaciones como Huesca o Monzón, con los problemas que ello ocasiona a la población. Los ayuntamientos se las ingenian para hacerlos marchar al campo... lo tienen dificil, los extensos carrizales donde antiguamente dormían han sido roturados o quemados por los agricultores para obtener tierras de cultivo.

Gallocanta, Sariñena, Sotonera y otras zonas húmedas acogen cifras máximas de aves acuáticas invernantes; miles de Ánades azulones, Cucharas europeos, Fochas, Somormujos, Cercetas, etc.
Buho real en cortados fluviales de Ebro

En los cortados de todo el valle del Ebro ya es época de celo para el Buho real, con un característico y, para algunos, tenebroso reclamo que añade una magia especial a las frías noches de Diciembre. El abundante Jabalí entra en celo durante este mes y en Pirineos, Guara y resto de sierras donde se encuentra, también el Quebrantahuesos se afana ya en las tareas de reproducción.