Aparece muerta de tiro en Teruel un Águila-Azor Perdicera, una de las rapaces más amenazadas de Aragón.

Un particular halló hace unos días un ejemplar adulto de águila-azor perdicera, la rapaz más amenazada de Aragón, muerto en el término municipal de Alcorisa (Teruel). Tras encontrarla, dio aviso inmediatamente a los Agentes de Protección de la Naturaleza, quienes recogieron el cadáver y lo trasladaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del CIAMA-La Alfranca, dependiente del propio Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

El análisis del cadáver ha revelado que la causa de la muerte fueron, al menos, dos disparos realizados con munición de la habitualmente empleada para la caza menor, según ha informado el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en un comunicado.

El ejemplar abatido formaba parte de una de las parejas más productivas de todo Aragón, habiendo conseguido sacar adelante en los últimos cuatro años un total de siete pollos, "un promedio muy superior al del resto de la población aragonesa".

El Departamento de Medio Ambiente ha anunciado que abrirá el preceptivo expediente de denuncia para su consideración por los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón y pondrá los hechos en conocimiento del fiscal de medio ambiente de Teruel.

El águila azor perdicera cuenta en la Comunidad autónoma con apenas treinta parejas, y una población con una tendencia regresiva, especialmente en las provincias de Huesca y Teruel, donde en 2010 se han contabilizado tres y diez parejas, respectivamente, el resto corresponden a la provincia de Zaragoza.

Por esta razón se encuentra catalogada como 'en peligro de extinción' en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, y las penas para el posible infractor podrían acarrear la prisión.

¿Hacia donde vamos?

En numerosas ocasiones recuerdo con añoranza mis años juveniles, cuando nada más salir de clase cogíamos varios amigos las bicis y nos íbamos a Terreu, a las Ripas de Alcolea, a los arrozales de Selgua y a tantos otros lugares de nuestra comarca. Estábamos deseando tener un día de fiesta para escaparnos y pasar días enteros en el campo con unos viejos prismáticos al cuello y un bocadillo en la mochila. Cada día descubríamos algo nuevo... el nido del Águila real, un lugar junto al río donde vivía una familia de Ginetas, una nueva pareja de Búho real, un bosquete de carrascas ocupado por Búhos chicos... Para nosotros era una satisfacción personal, pero con el paso de los años me he dado cuenta de que también nos sirvió para conocer y respetar nuestro entorno más próximo. Vivimos en una época en la que a todo el mundo parece preocuparle el Medio Ambiente. Políticos, empresarios, trabajadores, amas de casa, docentes..., nadie está en contra de conservar nuestro entorno. Pese a ello, poca gente se preocupa realmente de esa naturaleza que tenemos junto a casa, esa naturaleza que en las dos últimas décadas ha desaparecido o se encuentra agonizando. Desde que empecé a ir en bici por mi comarca he visto desaparecer tantos enclaves idílicos, toda esa fauna espectacular, aquellos majestuosos árboles... pero... solo han pasado treinta años.

Supervivencia

Un veinticinco de mayo, diez y media de la mañana, la senda atraviesa el barranco de Gabasa, ascendiendo entre chopos, nogales, avellanos, zarzas, cola de caballo y otras especies que le dan un ambiente casi selvático. La mañana es tranquila, un poco fresca pero agradable para pasear por el frondoso barranco. A mi paso mirlos, zorzales, ruiseñores y currucas se ocultan en lo más profundo de la espesura. Una ardilla me observa desde lo alto, confiada en que yo todavía no la he visto.

El poco caudal que corre por el fondo del barranco nace en una surgencia donde el valle se abre, formando una pequeña laguna con escasa vegetación, es el Clot del Ull. Al llegar a ella un Ánade azulón sale en estampida. No le habría dado mayor importancia a no ser porque en unos segundos, en un vuelo casi en picado pasa volando a unos pocos centímetros de mi cabeza. Mi sobresalto es tal que me tiro rápidamente al suelo. Mi corazón late con fuerza, ¿que ha sido eso?. Levanto la cabeza intentando seguir el rápido vuelo del ánade y lo veo en un desesperado intento por librarse de un implacable perseguidor. Un Halcón peregrino lo sigue a pocos metros, su tamaño lo delata, es un macho pero no está solo. Más arriba, cerrando el paso al ánade en sus quiebros vuela la hembra en un ataque conjunto realmente espectacular.
Durante unos segundos que se hacen eternos, el ánade intenta escapar sin éxito de sus perseguidores en varias ocasiones. Vuelve a pasar de nuevo a pocos centímetros de mí, pensando seguramente en que sus perseguidores no osarán acercarse tanto al hombre. Agotado, sin ninguna posibilidad de escapar solo tiene dos opciones, elegir entre el halcón y el hombre, optando por este último.
En un último picado espectacular se tira al agua, permaneciendo oculto entre la escasa vegetación de la laguna, apenas a un metro de donde me encuentro. Nuestras miradas se cruzan y noto el miedo en sus ojos, ese miedo ancestral que todos los animales tienen al hombre. Durante largo tiempo ninguno de los dos nos movemos, permanecemos inmóviles en un momento realmente mágico. Su decisión esta vez ha sido la acertada, los halcones nunca osarán acercarse a su gran enemigo y yo nunca le haría daño.

Red Natural de Aragón - Guía de La Litera

El pasado 7 de septiembre, el Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, presentó en Binéfar (Huesca), la guía número 32 de la colección "Red Natural de Aragón", dedicada a la comarca de “La Litera / La Llitera”, penúltima de la colección. El libro ha sido coordinado por José Vicente Ferrández, uno de los mejores expertos en botánica del Alto Aragón, colaborando un nutrido grupo de naturalistas aragoneses, botánicos, Agentes de Protección de la Naturaleza, ornitólogos, geógrafos, geólogos, periodistas, fotógrafos de la naturaleza… como son, entre otros, José Antonio Adell, Rosa Allué, Juan José Bafaluy, Manuel Buil, Jorge Castillo, Víctor Castillo, Juan de Pano, Celedonio García, Mercé Miranda, José Damián Moreno, Juan Rovira, Eduardo Viñuales, Joaquín Guerrero, Rafael Marzal, Ana Teresa Pedrós, Carlos Sánchez, Enrique Santos… además del propio coordinador de la guía, José Vicente Ferrández. En resumen, los mejores conocedores de la naturaleza de esta comarca.

La comarca, situada en la transición entre los Pirineos y la depresión del Ebro, es una zona en la que la geografía y el clima hacen que convivan diversos ecosistemas. El bosque mediterráneo, los roquedos, los bosques de ribera y las estepas se suceden, y dan cobijo a numerosas especies animales y vegetales, con distintos endemismos de fauna y flora. La Litera es una comarca de 733 kilómetros cuadrados, repartida en 14 municipios, y con altitudes que oscilan entre los 170 y los 1.109 m s.n.m.

La guía comarcal de La Litera ofrece detalle de 6 excursiones naturalistas que se pueden realizar a pie, en bici o por carretera con vehículo. Una de ellas va en coche por la localidad de Esplús, pudiendo conocer el embalse de Ráfales, un interesante enclave para aves acuáticas. Otra es una ruta circular, idónea para hacer en bici, por Las Gesas, colinas y vaguadas de yesos donde se encuentra el desconocido humedal del estany de Queraltó, una interesante laguna endorreica.

En la sección llamada “Guía de campo”, aparecen numerosos elementos destacables de esta comarca, como  el castell de La Mora, los aljibes de Albelda, la sierra de San Quílez de Baells, el sapillo moteado, el erizo europeo, distintas especies de coleópteros, el hisopo, el Antirrhinum molle o la Euphorbia minuta. El fallecido ecologista de Binéfar, Javier Arias, recibe un merecido homenaje en esta sección, entre otros méritos por su inolvidable labor de educación ambiental con los niños. Los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón tienen también su hueco entre las páginas de este libro, mostrando su inestimable labor en defensa de ese medio natural tan especial en esta formidable comarca.

La guía cuenta con 172 páginas en color, cerca de 200 fotografías, diversos mapas e ilustraciones, y va acompañada de un plano cartográfico a escala 1:125.000 de la comarca de La Litera, donde se localizan todos los espacios y puntos de interés de la Red Natural de Aragón.

Sin duda se trata de un libro de referencia para cualquier persona que quiera conocer los encantos naturales de La Litera y, que mejor manera de hacerlo que de la mano de los mejores conocedores de esta riqueza.

Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón rescatan una Cigüeña negra

Un ejemplar de cigüeña negra ha sido rescatado el Alcolea de Cinca por Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN) del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.
Según señalaron fuentes de este departamento, "se trata de un ejemplar joven, de un año aproximadamente, que no podía volar. Presentaba múltiples golpes, seguramente por choques contra tendidos eléctricos". Los Agentes de Protección de la Naturaleza trasladaron a la cigüeña hasta el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que el Departamento de Medio Ambiente tiene en La Alfranca, "donde se recupera satisfactoriamente", según informan.
La cigüeña negra (Ciconia nigra) es un ave catalogada como "en peligro de extinción" en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas, y su presencia en Aragón se debe principalmente a los movimientos migratorios de la población desde el este de Europa.
La población reproductora europea se distribuye geográficamente en dos núcleos: el cuadrante suroccidental y occidental de la península Ibérica y el este de Europa. La población ibérica de cigüeña negra podría alcanzar con bastante probabilidad las 500 parejas reproductoras (un 20% de ellas en Portugal), señala el Gobierno de Aragón.














Foto: Gobierno de Aragón